Proyecto: biSTUDIO (Esteban Belmonte y Gloria Ituren, arquitect@s).
Dirección de obra: studioLARQ (Luis Portero, arquitecto).
Ubicación: Albacete
Área Proyecto: 120 m2.
Año Proyecto: 2020.

ORÍGENES

Se trata de una vivienda de unos amigos/clientes cuyo proyecto nos viene también de un estudio amigo. Se nos encarga adecuar mínimamente el proyecto a algunas nuevas circunstancias y dirigir la obra.

La vivienda tiene una distribución complicada. Tiene un gran patio, pero se encuentra ubicado al final de la vivienda. Entonces nos vimos obligados a que al entrar en la vivienda se encontrara la zona de noche que da a la fachada principal, y al fondo la zona de día con la cocina-comedor-salón-patio ya que es la zona con más luz, más amplitud y comunicada con el patio para hacer vida conectada con el exterior.

La intención de la reforma es adecuar la vivienda a los gustos y necesidades del cliente. Y por supuesto hacerla funcional para ellos.

PROYECTO

La actuación clave del proyecto reside en demoler varios tabiques en la zona de día en la que se unen tres antiguas estancias y se crea un amplio espacio más coherente y funcional con el estilo de vida que desarrollan los clientes.

La cocina se abre al salón y se llena de luz. Se ejecuta una gran isla con la placa de inducción y un fuego de gas. La campana es empotrada en el falso techo. Esta isla se una al salón a través de una vitrina retro iluminada. En la otra cara de la cocina se sitúa el frigo, el fregadero, muebles de almacenaje y la entrada al lavadero con la caldera, pila y lavadora. El acceso a la cocina se lleva acabo por una puerta de hierro estilo industrial con cuarterones asimétricos. El pavimento de la cocina nos lleva a los años ’60 con una geometría de rombos blancos y negros.

El salón-comedor queda perfectamente comunicado con la cocina y hace más fácil esa relación de espacios que los clientes buscaban. Este espacio queda iluminado por los grandes ventanales correderos que lo comunican con el patio. Este espacio está climatizado con aire acondicionado con sutiles rejillas lineales.

El patio es un lujo y será lo que los clientes más utilicen con el buen tiempo. Tendrá una parte cubierta con una pérgola. El pavimento es cerámico de grandes dimensiones imitación pétrea y está elevado sobre unos plots. Las juntas se quedan al aire para que el agua discurra por dichas juntas y después por la pendientes existente bajo el pavimento hasta los desagües.

La vivienda tiene un alma retro-vintage con los numerosos enseres que han aportado los clientes y que la llenan de vida. Además del estilo de la cocina y de su pavimento, la vivienda se llena de cajoneras, vitrinas, aparadores, baúles, sillas, mesitas…

 

La arquitectura residencial no tiene sentido sin la gente que la ocupa, que la habita. Los objetos que guardan son los que imprimen a esta espacio del carácter y la personalidad que es un fiel reflejo de la persona en cuestión.

Recordando a Bruno Taut cuando afirmaba que “es irrelevante el aspecto de la arquitectura sin gente, lo que importa es el aspecto de la gente en ella”.

En definitiva, cuando se llega al umbral de la zona de día, se respira amplitud, luz (tanto en esta zona como la que entra al resto de la vivienda), y funcionalidad. Se genera un espacio continuo cocina-salón-comedor-patioque se ajusta al estilo de vida que se iba buscando.

PLANOS

 

 

_ _ _ _ _